Envío GRATIS compras superiores 100€
Envío GRATIS compras sup.100€
Contacta con nosotros
Enviar un emailclientes@playte.es
Enviar WhatsApp650 169 637
¿Le ayudamos?983 343 840L a V: 8:00h. a 14:00h. y de 16:00h. a 19:15h. Sábados de 9:00h. a 14:00h.
Contacto
Acceder

Malla antihierba: la solución para mantener tu jardín limpio y libre de maleza

malla-antihierba-para-jardin

La malla antihierba es uno de los elementos más utilizados en jardinería y agricultura para el control del crecimiento de la maleza y el cuidado de las plantas. Gracias a su diseño permite que el agua y los nutrientes lleguen a las raíces, evitando el sofocamiento de estas y logrando que las plantas crezcan más sanas y fuertes. Existen diferentes tipos de mallas antihierbas, y cada una tiene un uso específico. Algunas están diseñadas para jardines y otras para la agricultura, y dependiendo de su uso, se pueden combinar con otros productos complementarios como clavos de plástico o láminas de PVC reforzadas. Además, es importante seguir algunos cuidados y mantenimiento de las mallas antihierbas para prolongar su vida útil. En este artículo vamos a profundizar en todo lo que necesitas saber sobre la malla antihierba: desde sus diferentes tipos hasta su instalación, ventajas, desventajas, cuidados y mantenimiento. También te diremos dónde puedes comprar mallas antihierbas y cuáles son los usos recomendados.

¿Qué es una malla antihierbas?

Definición de una malla antihierbas

La malla antihierbas es un material utilizado en jardinería y agricultura que ayuda a controlar el crecimiento de la maleza. Se caracteriza por ser un tejido permeable que permite la entrada de agua, nutrientes y aire a las raíces de las plantas. Está fabricada con diversos materiales como polipropileno, poliéster y fibras naturales.

Utilidades de una malla antihierbas

La malla antihierbas se utiliza para proteger las plantas del exceso de maleza y prevenir la aparición de plagas y enfermedades. También ayuda a mantener el jardín o el cultivo limpio y ordenado. Además, reduce la necesidad de utilizar herbicidas y, por tanto, disminuye el impacto medioambiental. Otras utilidades de la malla antihierbas son su uso en la fabricación de caminos o senderos, ya que evita que crezca la vegetación y permite un paso más cómodo. También se puede utilizar en la construcción de muros de contención, como protector del terreno y para evitar desprendimientos.

Diferencias entre mallas antihierbas y otros productos similares

Aunque existen otros productos similares como las mallas con sombra o las mallas anti pájaros, la principal diferencia entre ellas radica en su uso. Mientras que la malla antihierbas se utiliza para evitar el crecimiento de maleza, otras mallas tienen otras utilidades, como proteger las plantas de los rayos solares o evitar la entrada de aves. También existen diferencias en su construcción y materiales utilizados. Una de las principales ventajas de la malla antihierbas es su durabilidad y resistencia a las agresiones externas, como el sol o la lluvia.

Tipos de malla antihierbas

.- Mallas antihierbas tejidas

Las mallas antihierbas tejidas se fabrican con hilos entrelazados, lo que les proporciona una mayor resistencia y durabilidad. Su estructura permite que el agua y los nutrientes de la tierra lleguen a las raíces de las plantas, evitando la acumulación de humedad y la proliferación de hongos. Son ideales para su uso en jardinería, ya que su apariencia rústica se integra fácilmente en cualquier paisaje.

Su utilización también se ha extendido en cultivos agrícolas, sobre todo para evitar la erosión del suelo. La variedad de tamaños y la opacidad de algunas mallas antihierbas tejidas se ajustan a diferentes necesidades.

.- Mallas antihierbas no tejidas

Las mallas antihierbas no tejidas se fabrican con fibras sintéticas, unidas con calor y presión. Se caracterizan por su ligereza y flexibilidad, lo que facilita su manipulación e instalación. Su estructura permite el paso de aire y agua a las raíces de la planta y previene el crecimiento de la maleza.

Son especialmente útiles en suelos desnudos, donde se quiere prevenir el crecimiento de hierba. También se utilizan en la agricultura, para proteger la tierra de los cultivos del exceso de humedad o de las lluvias intensas. Su principal ventaja es su facilidad de transporte y almacenamiento.

.- Otros tipos de mallas antihierbas

Existen otros tipos de mallas antihierbas que se adaptan a necesidades específicas. Por ejemplo, las mallas antihierbas con tratamiento anti-raíces, que impiden el crecimiento de raíces invasoras. También existen mallas antihierbas con características especiales, como las mallas antiheladas o las antipájaros.

Mallas antihierbas según su uso

.- Mallas antihierbas para jardines

Las mallas antihierbas para jardines son una excelente forma de mantener el jardín libre de maleza, permitiendo que las plantas crezcan fuertes y sanas. Estas mallas están diseñadas para uso doméstico y están disponibles en diferentes tamaños y formas para cubrir cualquier área necesaria. Además de controlar la maleza, las mallas antihierbas también previenen que los insectos y otros animales dañen las plantas. Se pueden instalar debajo de la tierra o sobre la superficie, y permiten que el agua y los nutrientes lleguen a las raíces mientras evitan el crecimiento de maleza no deseada.

.- Mallas antihierbas para agricultura

Las mallas antihierbas para agricultura son una alternativa eficaz y económica al uso de herbicidas químicos. Estas mallas permiten el paso de agua y nutrientes a las plantas, pero previenen el crecimiento de maleza no deseada. Su uso en la agricultura protege el medio ambiente y la salud de las personas que trabajan en los cultivos. Las mallas antihierbas para agricultura están disponibles en diferentes tamaños y formas, dependiendo del tipo de cultivo y la zona geográfica.

.- Mallas antihierbas para cultivos

Las mallas antihierbas para cultivos son una excelente opción para aquellos que quieren proteger sus cultivos de la maleza sin usar productos químicos. Estas mallas están diseñadas para resistir las condiciones climáticas extremas y están disponibles en diferentes tamaños y formas, dependiendo del tipo de cultivo y la zona geográfica. Además de prevenir el crecimiento de maleza no deseada, las mallas antihierbas para cultivos permiten que el agua y los nutrientes lleguen a las plantas, aumentando el rendimiento y la calidad de los cultivos.

Tipos de productos complementarios para la instalación de mallas antihierbas

.- Clavos de plástico para sujetar mallas antihierbas

Los clavos de plástico son recomendados para sujetar la malla antihierbas al suelo. Son más respetuosos con el medio ambiente que los clavos de metal y no provocan daños en las raíces de las plantas. Además, son fáciles de colocar y retirar sin dañar la malla.

.- Rollo de lámina de PVC reforzada

La lámina de PVC reforzada es un producto recomendado para instalar debajo de la malla antihierbas. Proporciona una capa extra de protección contra la maleza y evita que las raíces la atraviesen. Se encuentra en diferentes tamaños y grosores, y se puede cortar fácilmente para adaptarse al terreno.

.- Rafia para ensilaje

La rafia para ensilaje es una alternativa económica a los clavos de plástico para sujetar la malla antihierbas al suelo. Es una cuerda gruesa y resistente que se puede atar en los extremos de la malla para fijarla al suelo. Es importante que la rafia sea resistente a la intemperie y esté tratada para que no pierda su resistencia con el tiempo.

.- Otros productos complementarios

Hay otros productos complementarios que pueden ayudar en la instalación de mallas antihierbas, como grapas de jardín para sujetar la malla al suelo o malla sombra para proteger las plantas del exceso de sol. Es importante evaluar la necesidad de estos productos y tener en cuenta la calidad y durabilidad para asegurar una correcta instalación y un buen mantenimiento de la malla antihierbas.

Instalación de una malla antihierbas paso a paso

1.- Preparación del terreno

Antes de colocar una malla antihierbas, es importante preparar el terreno adecuadamente. Para ello, es necesario retirar la maleza existente en el área donde se pretende instalar la malla. Se puede utilizar una pala, un rastrillo y herbicidas, si es necesario. Es importante nivelar el suelo para que la malla quede recta y además permita el paso de agua sin estancarse.

2.- Colocación de la malla antihierbas

Una vez que se ha preparado el terreno, se procede a estirar la malla antihierbas sobre la superficie y cortarla a la medida necesaria. Es importante asegurarse de que la malla cubra toda el área deseada y que no queden espacios sin cubrir. Se recomienda que la malla se coloque en múltiples capas para una mayor eficacia.

3.- Sujeción de la malla antihierbas al suelo

La malla antihierbas se debe sujetar al suelo para evitar que se mueva o se levante por el viento. Para fijar la malla se pueden usar clavos de plástico que se pueden encontrar en diversos tamaños y formas. También se pueden utilizar piedras o palos para sujetar la malla. Es importante asegurarse de que la malla quede lo suficientemente ajustada al suelo para evitar que se formen arrugas o bolsas de aire.

Otros detalles de la instalación

Se recomienda que la malla antihierbas se superponga unos centímetros para evitar que la maleza pueda crecer entre las diferentes capas. Además, se debe comprobar periódicamente que la malla está en buen estado y que no presenta roturas que puedan permitir la entrada de maleza. Si se hace un agujero para plantar una semilla, es importante sellar el agujero con algún producto adicional como silicona o cinta adhesiva para evitar la entrada de la maleza. La instalación de una malla antihierbas es una tarea sencilla, aunque requiere de ciertos cuidados para garantizar su durabilidad y eficacia. Siguiendo los pasos descritos anteriormente, se puede disfrutar de un jardín o cultivo libre de maleza y con una mayor facilidad de mantenimiento.

Ventajas y desventajas de la utilización de una malla antihierbas en diferentes ámbitos

Ventajas de la utilización de una malla antihierbas en jardines

  • Previene el crecimiento de hierbas no deseadas en zonas ajardinadas, permitiendo la correcta evolución y crecimiento de la vegetación deseada.
  • Ahorra tiempo y esfuerzo en la tarea de mantenimiento del jardín, ya que se reducen los trabajos de arranque y eliminación de maleza.
  • Disminuye la necesidad de utilizar herbicidas y productos químicos para controlar el crecimiento de vegetación no deseada.
  • Mejora la imagen del jardín, manteniéndolo limpio y ordenado.
  • Protege las raíces de las plantas de la competencia y de la sobrecarga de nutrientes.

Ventajas de la utilización de una malla antihierbas en agricultura

  • Evita la competencia de las plantas cultivadas con otras plantas no deseadas, permitiendo un crecimiento óptimo de las plantas y maximizando su productividad.
  • Reduce la necesidad de utilizar herbicidas y productos químicos, garantizando una producción de alimentos más ecológica y saludable.
  • Impide el crecimiento de la maleza alrededor de las plantas y evita la erosión del suelo.
  • Mantiene la humedad del sustrato y evita la evaporación excesiva del agua.
  • Ayuda a controlar la temperatura del suelo, favoreciendo el crecimiento óptimo de las plantas.

Desventajas de la utilización de una malla antihierbas en diferentes ámbitos

  • Puede limitar el crecimiento de ciertas plantas, especialmente si se colocan de forma inadecuada y sin tener en cuenta de las características y necesidades de las plantas.
  • En algunos casos, puede provocar una acumulación de agua en la superficie del suelo, lo que puede tener consecuencias negativas en la salud de las plantas.
  • En caso de rotura o deterioro, puede resultar difícil de retirar, lo que puede suponer un problema a largo plazo.
  • Puede resultar costoso comparado con otros métodos de control de maleza.

Otros aspectos a considerar antes de la utilización de mallas antihierbas

  • Es importante que la malla antihierbas se adapte adecuadamente a las necesidades y características de las plantas y el lugar de uso. Un tamaño o tipo inadecuado puede resultar contraproducente.
  • Es imprescindible retirar cualquier resto de maleza antes de instalar la malla, para evitar futuras complicaciones.
  • Es necesario limpiar y mantener la malla de forma regular para garantizar su eficacia.
  • La colocación de una capa de mantillo sobre la malla puede ayudar a reducir la evaporación del agua y evitar el calentamiento excesivo del suelo.

Cuidados y mantenimiento de una malla antihierbas

.- Limpieza y alisado del terreno

Cuando se utiliza una malla antihierbas, es importante mantener el terreno limpio de hojas y ramas para evitar la acumulación de materia orgánica que pueda favorecer el crecimiento de malas hierbas. También se debe alisar el terreno lo mejor posible antes de colocar la malla, para que esta se adapte bien al suelo y su efectividad sea mayor.

.- Cuidados específicos de una malla antihierbas

Para cuidar una malla antihierbas y prolongar su vida útil, se recomienda evitar pisarla o caminar sobre ella, ya que esto puede dañarla. Además, es importante no cortar o agujerear la malla, ya que esto podría permitir el crecimiento de malas hierbas.

Protección contra animales

Algunos animales, como conejos o liebres, pueden dañar la malla antihierbas al mordisquearla o tratar de excavar por debajo de ella. Para evitar esto, se puede colocar una barrera física, como una valla o malla metálica, alrededor del perímetro de la zona cubierta por la malla antihierbas.

Protección contra climas extremos

En zonas con climas extremos, como fuertes heladas o nevadas, se recomienda retirar la malla antihierbas durante el invierno para evitar el desgaste y deterioro prematuro. También se puede proteger la malla con coberturas adicionales, como láminas de PVC.

Durabilidad de una malla antihierbas y cómo prolongar su vida útil

La duración de una malla antihierbas depende del tipo de malla utilizado y de las condiciones ambientales y del suelo. En general, se recomienda reemplazar las mallas cada 5 años aproximadamente. Para prolongar su vida útil, se deben seguir las recomendaciones de cuidados específicos y se puede aplicar una capa de mulching para protegerla del sol y la lluvia. Es importante retirar la malla antigua antes de instalar una nueva para evitar la acumulación de materia orgánica entre las capas.

  • Retirar la malla antigua antes de instalar una nueva.
  • Evitar pisar o caminar sobre la malla.
  • Evitar el corte o agujereado de la malla.
  • Retirar la malla en invierno en zonas de clima extremo.
  • Proteger la malla con coberturas adicionales.
  • Aplicar una capa de mulching para proteger la malla del sol y la lluvia.

Con estos consejos, se puede mantener la malla antihierbas en buen estado y garantizar su efectividad para evitar el crecimiento de maleza y cuidar las plantas.

¿Dónde comprar mallas antihierbas?

Tiendas especializadas en jardinería y agricultura

Si prefieres hacer una compra en persona, las tiendas especializadas en jardinería y agricultura son una gran opción para seleccionar la malla antihierbas que necesitas. Podrás encontrar diferentes medidas, materiales, calidades y precios. Estas tiendas cuentan con personal capacitado y experto en el área que puede asesorarte en tu elección. Además, en ellas también podrás encontrar los productos complementarios necesarios para su instalación y cuidado.

Venta online de mallas antihierbas

La venta online de mallas antihierbas es la opción más cómoda y rápida. En la web podrás encontrar una amplia variedad de productos con diferentes precios, medidas y marcas. A través de la web también podrás comparar precios, leer comentarios de usuarios y encontrar las mejores ofertas. Además, muchas tiendas online también ofrecen envío a domicilio, lo que es muy práctico en caso de necesitar grandes cantidades de malla antihierbas.

Otros lugares donde se pueden encontrar mallas antihierbas

Además de las tiendas especializadas y la venta online, existen otros lugares donde se pueden encontrar mallas antihierbas, como supermercados, ferreterías y grandes almacenes. Aunque es importante destacar que en estos lugares la variedad de productos y las asesorías específicas pueden ser algo limitadas. Pero, si lo que buscas es una solución rápida y económica, puede ser una buena opción.

Consulta nuestro amplio catálogo de mallas antihierba, y si no encuentras lo que buscas, llámanos o envíanos un mensaje.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Feb 06

Plásticos de acolchado agrícola

El plástico de acolchado , pretende defender los cultivos y el suelo de los agentes atmosféricos, los cuales pueden producir …

Continuar leyendo
plásticos y mallas para jardinería
Jul 28

Plásticos y mallas: soluciones versátiles y funcionales para tus proyectos

‘Plásticos y Mallas’, Playte es una tienda que ofrece una amplia variedad de productos relacionados con la jardinería y el …

Continuar leyendo
Feb 24

Características del plástico de invernadero

Plásticos para invernaderos: los mejores aliados de los cultivos durante el mal tiempo Los plásticos térmicos deben contar con un …

Continuar leyendo
Abrir chat
1
Soporte online Playte
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?